LISBOA: UN VIAJE AL PASADO

Lisboa es una de las ciudades más antigua de Europa; se encuentra en la desembocadura del río Tajo y es la ciudad más poblada de Portugal, así como su capital.

Lisboa me apasiona, me seduce y me conquista. Es sencilla, auténtica y desde mi punto de vista, la tenemos desvalorizada. Siempre me ha dado la impresión que es la ciudad gris y melancólica de Europa; triste y olvidada.

Lisboa es una ciudad que se puede visitar en cualquier época del año, ya que al estar en la costa, los veranos, aunque algo calurosos, siempre están acompañados por la brisa marina; y los inviernos, no son especialmente fríos, al encontrarse bañada por el Atlántico.

A Lisboa se la conoce como la ciudad de las siete colinas y esta dividida en barrios bien diferenciados que merecen ser visitado por el turista, ya que son muy diferentes entre sí.

mapa

Para visitar la ciudad y entender su urbanismo, yo comenzaría visitando el Barrio de la Baixa, que es uno de los centros históricos de Lisboa: Partiríamos desde la Plaza del Marqués de Pompal y bajando toda la calle, llegariamos a la Plaza de los Restauradores, para continuar por la Avenida de Liberdade, admirando los edificios modernos y la vida empresarial de este lado de la ciudad.

avd liberdad

(Plaza de los Restauradores y Avenida de Liberdade al fondo, en donde podemos ver el magnífico trazado urbanístico de esta parte de la ciudad)

Desde aquí, llegaríamos a la tradicional Plaza del Rossío, en donde destaca la antigua estación de tren, aún en uso, que bien merece la pena entrar para ver sus azulejos blancos y azules, típicos de Portugal y que vamos a ver en múltiples lugares de la ciudad e incluso en fachadas de edificios.

LIS 8

(Una de las múltiples fachada de la ciudad con los típicos y artesanales azulejos azules y blancos)

Desde la preciosa Plaza del Rossío bajaría por la animada  Calle Áurea, peatonal y llena de comercios, algunos autóctonos y otros, ocupados por las grandes tiendas internacionales; y pasando bajo el arco triunfal de Via Augusta, que nos encontramos al final de esta calle, llegamos a la imponente y magnífica Plaza da Comercio, la puerta de la ciudad, mirando de frente al Tajo, y destacando los edificios amarillos porticados y la estatua equestre de Jose I.

lis 3

(Plaza da Comercio, con la estatua equestre de Jose I y el arco de triunfo)

Desde aquí, podemos coger el tranvía que nos llevara al Barrio de Belem, el barrio histórico más retirado de la centro y uno de mis preferidos, entre otras cosas, por sus pasteles de Belem !! MmmnMmm… Que ricos!

LIS 7 1837

(Típicos pasteles de Belem)

En este Barrio, a parte de la pastelería más antigua de Portugal, Casa Pastéis de Belém, que data de 1837, también podemos encontrar la famosa Torre de Belem, insignia de la ciudad y el Monasterio de los Jerónimos, que alberga en su interior el Museo del Carruaje.

lis belem

(Torre de Belem, que se encuentra bañada por el Mar)

Volviendo a la Plaza del Comercio, ahora nos toca coger el histórico tranvía 28, que nos ayudará a subir las grandes cuestas del tradicional Barrio de Alfama, inolvidable por su peculiar apariencia, que sin verguenza se nos muestra auténtico y desnudo. Recuerdo imborrable en mi memoria de la verdadera Lisboa.

alfama

(Imagen del Barrio de Alfama, con sus ropas tendidas al viento, cual bandera de una nación)

Este barrio es cuna del “fado”, canto típico y melancólico lisboeta;  y sin dejar de hacer una parada en la románica Catedral de Sé, llegaríamos al Castillo de San Jorge, magnífico mirador de la ciudad, ideal para admirar la ciudad a vista de pájaro, destacando el color tierra de los tejados que se funden en el horizonte con el azul de la desembocadura del Tajo y admirando la obra de arquitectura de los dos puentes más famosos de la ciudad, el puente llamado 25 de Abril, de 1966 y el moderno puente Vasco de Gama, innagurado en 1998, con motivo de la Expo que albergó la ciudad de Lisboa en ese mismo año, y que sirvió entre otras cosas, para la modernización de la infraestructura de la ciudad.

LIS 4

(Castillo de San Jorge)

LIS 9 -VASCO GAMA

(Puente Vasco de Gama. Increíble pasar en coche por el !!! parece que estas conduciendo sobre el mar)

Al caer la tarde, les aconsejo visitar el bohemio Barrio de Chiado y Barrio Alto, en dónde destaca el elevador de Santa Justa, magnífica obra en hierro y cristal de principios del Siglo pasado.

En esta zona se encuentra las tiendas más modernas y alternativas de la ciudad y muchos locales de ambiente nocturno.

lis elevador

(Elevador de Santa Justa)

Tampoco podemos dejar de ir al Miradouro de Sao Pedro de Alcántara, para disfrutar de las vistas de la Baixa y del atardecer lisboeta; para terminar tomando un cafe o un cocktail en uno de los lugares más concluídos de la ciudad, A Brasileira, un café con mucha solera, que tiene una entrada modernista de increíble belleza.

¿Sabías que…?

  • En el subsuelo de Lisboa se halla una de las atracciones menos conocidas de la ciudad, las enigmáticas Galerías Romanas en A Baixa, que abren al público tan solo tres días al año.
  • Cada vez que entro en un tranvía, en Lisboa,  me llama la atención los carteles antiguos que ponen “cuidado con los carteristas”
  • El Puente 25 de abril se inauguró en 1966. El puente tiene una extensión total de 2,2 km. de los cuales 1,2 km. suspenden sobre el río a 70 metros sobre el nivel del agua. La compañía encargada de la construcción fue la misma que diseñó el Golden Gate Bridge de San Francisco.
  • El Puente Vasco da Gama fue inaugurado el 4 de abril de 1998 y es el puente es el más largo de Europa, con sus 17,2 Km (12.345 m de viaductos y 4.840 m de accesos), de los cuales 10 están sobre las aguas del estuario del Tajo. La anchura de la pista es de 30 metros.
  • Lisboa es la capital europea con mayor número de pastelerías por habitante.
  • El terremoto de 1755 se produjo en la mañana del 1 de noviembre y aunque el epicentro estuvo en el Algarve, Lisboa sufrió los efectos más devastadores. Más de 20 iglesias se derrumbaron aplastando a multitud de fieles que celebraban el Dia de Todos los Santos. Solo en Lisboa murieron 15.000 personas, por los incendios provocados por las velas encendidas en las iglesias  y por las olas gigantes provenientes del Tajo, que inundaron la parte baja de la ciudad. (Lisboa estuvo ardiendo durante 7 dias).

No te puedes ir de Lisboa sin comer un arroz caldoso, un pastel de Belem y un traguito de “ginja”, la bebida típica de la ciudad, que es una especie de licor dulce bueeeenisimo !!!

No dejes de perderte en el centro, disfrutar de la calle, de sus gentes, de montarte en los antiguos tranvías y de visitar los alrededores de la ciudad, de los que hablaré en breve.

 



'LISBOA: UN VIAJE AL PASADO' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

Este blog pertenece a manualdelviajero.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies